Tom_Clad y sus cosas

Inquietudes tengo muchas. Cosas por decir también. Me gusta opinar. Me gusta escribir. Me gusta sentirme escuchado. Me gusta hacer el gamba. Para todo eso y para más, este blog. Son mis cosas. Optimizado para Firefox, en IE se ve hecho una MIERDA.

7.1.08

Las malas pajas

Siempre que se pasa el día de Reyes tengo alegría.
Alegría porque termina la navidad de los cojones, porque apagan las putas luces, porque en el centro comercial donde curro quitan de una vez los jodidos villancicos (esas canciones repletas de sentido, como el ande ande ande la marimorena, ande ande ande que es la nochebuena) y porque la gente se va a su casa y deja de comprar. Y es que cuando trabajas en un centro comercial, te das cuenta de lo significa consumir.
La cosa es comprar.
Da igual el qué, porque tenemos que quedar muy bien con nuestra gente y para tal fin necesitamos regalarles cualquier cosa. Yo, para variar, no suelo regalar nada a nadie. Cuando regalo algo es en un día cualquiera del año y porque me da la real gana, a gente a la que de verdad quiero y me ilusiona ver contenta con mi detalle, no a personas con las que apenas tengo trato porque toque, ni mucho menos a hijos de (des)conocidos para que esas mismas personas que ni conozco tengan la sensación de que soy enrolladete.
Además esos presentes son los mismos todos los años, te los conoces de memoria, sabes perfectamente que el regalador no tiene ni zorra idea de tus gustos o aficiones y ni se ha molestado en ser mínimamente original.
Quedo de desagradecido, y no me importa, porque es la verdad.
No hay mejor ejemplo de todo lo expuesto anteriormente que los regalos que ha recibido el que escribe.

De la noche a la mañana, he amontonado tres botes de gel, tres botes de desodorante, tres de agua de colonia y dos de after shave. Y un buen número de estos útiles de higiene personal vienen de una persona que no conozco ni de vista ni me interesa, y otros de una vecina.
Una vecina. Pues vale. Gracias.
Si esperas que yo le regale a toda tu prole vas lista. Y si me quieres regalar algo, haberme regalado un madurazo marichulo por fuera, pasivorra por dentro. O haz lo que mis tíos, que todos los años me dan dinero y santas pascuas. Al menos a la vecina la conozco en persona…

Así que ahora tengo el armario lleno de formas fálicas por todos lados. Parece un cuarto oscuro. Gracias a mis donantes casi anónimos me espera un limpito y nada irritado primer trimestre de dos mil ocho.

Pero todo cambia si una persona que te quiere y tú quieres, a la que ves menos de lo que te gustaría se presenta en Córdoba para darte el mejor regalo hecho jamás. Conmigo es difícil acertar, y menos con un libro, porque las personas se piensan que cuando sale de mi boca la frase “me gusta leer” disfruto leyendo cualquier cosa encuadernada. Me han llegado a regalar verdaderos tedios impresos. Pues bien, llega una amiga mía a pasar el finde y me regala un libro titulado Turbadísimos: Cuarenta personas charlan sobre masturbación y las cosas del quererse a uno mismo.
Y no es que yo estuviera deseando leer algo sobre pajas, pero de vez en cuando se agradece que alguien que de verdad te importa sea original contigo mostrando su interés hacia tu satisfacción...

La autora, Magda Bandera, hartita de no poder obtener ninguna respuesta sincera debido a la vergüenza del cara a cara (“Oye, mira, me gustaría que quedásemos luego para que me des tu opinión sobre las pajas…”) optó ni corta ni perezosa por crear un foro pidiendo por favor que la gente parapetada tras el anonimato les hablara de su experiencia con la masturbación. Y tras cribar a todos los que se confundían y entraban buscando esta web, redactó un librito ameno, que se lee en una tarde y que te hace reír.

Especialmente me ha gustado lo que a continuación pongo literalmente copiado del libro, salvo anotaciones mías en negrita: un post que abrió en el foro un tal Ignasi, hablando de su particular visión del onanismo implacentero.

"Una mala paja es cuando estás a punto de correrte y tu madre abre inesperadamente la puerta de tu habitación, cerrándola inmediatamente después de contemplar con fugacidad (pero sin ninguna duda) tu erección. Entonces, aunque eyacules, el goce es menor.
Una mala paja es cuando tu compañero sexual no tiene ni la menor idea de masturbarte. Generalmente se da cuando se cree que es una cuestión de fuerza y te oprime el miembro sin ningún tipo de consideración, maña o moderación.
Una mala paja es cuando ya te has masturbado más de nueve veces ese mismo día. Ignasi no debe de hacer otra cosa. El glande empieza a mostrar signos de auténtica corrosión. El dolor puede llegar a ser insoportable. Y cada vez resulta más heroico llegar al orgasmo, aunque no te rindes y lo consigues (engañándote a ti mismo mientras te prometes que es la última del día).

Una mala paja es cuando tu compañero se ha corrido antes que tú, y pierdes repentinamente el interés. Pero como eres un caballero educado en un colegio caro tienes que llegar hasta el final y demostrarle cuán excitado estás. Este tipo de paja es de las peores. Me imagino a nuestro héroe onanista, Ignasi, haciendo aspavientos mordiéndose los labios y retorciéndose los pezones mientras se convulsiona gimiendo como la mejor de las putas para que el otro se crea que realmente goza con ese número de exhibicionismo. Lo que no sabe nuestro amigo es que el otro finge creérselo. Cosas de la comunicación de la pareja.
Una mala paja es cuando empiezas sólo por empezar. Sin ganas, pero lo haces, siguiendo ese impulso atávico que tan bien conoces. Y sigues y sigues sin razón, como el conejito de Duracell, hasta derramar un chorro de apatía blanca y densa. Yo creo que la apatía de Ignasi debe ser de todo menos densa y blanca, dada la frecuencia de sus desahogos.

Una mala paja es cuando estás viendo una pésima peli porno con un colega. El tío está excitadísimo, más erecto que un frigodedo, pero a ti la escena no te motiva ni lo más mínimo. Pero por solidaridad y amistad, te la meneas buscando en tu imaginación algo realmente morboso. Yo por amistad puedo regalarte un jersey, pero no me voy a masturbar por ti. Claro que yo no soy Ignasi, él se masturba solo o en compañía, esté dormido o despierto, esperando el autobús o mientras cocina. Yo soy de esos raros de los que si quedan con un colega es para irse una temporada a Malta, por ejemplo, y no para ver una peli porno de tele local y leer debajo mensajes de casados en lencería que buscan otros casados en lencería.

Una mala paja es cuando después de correrte, tu insaciable compañero vuelve a la carga con renovado ímpetu, intentando ponerte cachondo cuando lo que tú deseas es que él o ella se disuelva como el gato de Alicia en el país de las maravillas.
Una mala paja es cuando eyaculas sin orgasmo, o sea, echas todo el cargamento disponible sin experimentar ni una gota de placer. Exactamente eso me pasó el viernes pasado y me jodió enormemente, con sinceridad. Pobrecito. Debía de ser la paja número trece de ese día.

Una mala paja es la que viene después de una regular. Pero una mala paja solitaria, insisto, siempre es preferible a un vulgar polvo. Como mínimo no hay que disimular que no has disfrutado. Y ése es uno de los derechos que no debemos dejar que nos arrebaten. El otro es el derecho a disfrutar de una pensión del Estado para poder estar todo el día machacándotela y así poder confeccionar las reglas básicas de la puntuación de las pajas."

La autora además ha escrito ensayos sobre la custodia compartida, viajes a Laponia, la situación de Irak...

¡Qué chica tan versátil! Me recuerda a Alicia Senovilla.

7 Comments:

  • At 7/1/08 18:44, Anonymous maru said…

    No estoy de acuerdo en tu visión de la navidad. Como todo, tiene su parte mala, superficial... pero como a todo, yo le busco la parte buena, y se la encuentro. Recuerdo una mujer q quería comprarle a su marido unas gafas. Iba con dos niñas, de unos 6 y 9 años, se acercó a mí y entre dientes me dijo: "serías tan amable de prepararme aquellas de la esquina para regalo? Es q no quiero q me vean comprarlas, para q piensen q fueron los reyes (mientras me guiñaba)..." Me puse a pensar en lo realmente mágico de los reyes magos... es un secreto guardado por todo el mundo adulto!! Es una ilusión de los mayores, proyectada en los pequeños!! Me encanta q todo el mundo lo respete,los medios de comunicación, la sociedad, incluso los q opinan como tú, q la navidad es un simple negocio, todo el mundo sabe y está de acuerdo en mantenerle el secreto a los peques. Viendo q poner a tantísima gente de acuerdo es complicado, creo q la navidad merece más respeto del q le tienes, y q limitarte a pensar en los geles y after shaves q te regala tu vecina... es un error.

    En cuanto a lo de las pajas... muy propio, tesoro. ;)
    Besitos.

     
  • At 7/1/08 18:52, Blogger Tom_Clad said…

    Completamente de acuerdo contigo en lo de los RRMM, pero eso es tener respeto por los niños, no por la navidad. La ilusión de los reyes es preciosa y hay que ser un cabrón para joderla. Pero, repito, por los niños, a mí la navidad me saca de quicio, pero creo que es cuestión personal el aprecio q se le tenga o deje de tener. Créeme, si formara parte de tu familia, me encantaría la navidad!!!
    PD: Las fotos de fin de año para cnd?? xDDD

     
  • At 8/1/08 13:55, Anonymous arcangel said…

    La navidad son unas fechas muy bonitas para mi en donde la gente por lo menos aparentemente se olvida de la rencillas y somos todos maravillosos aunque despues buelta al ataque, que NO DEVERIA SER ASI PERO...por desgracia lo es.Son una fechas en la que consumimos y es de "obligado cumplimiento" tener sobre la mesa los majares mas caros que en cualquier otras fechas nos lo comemos tres veces mas varato(con lo que yo disfruto comiendome dos huevos fritos con patatas).Pero se trata de unas fechas que realmente nos sirven de excusa para acercarnos mas a los demas, nos olvidamos un poco del sin vivr diario y te paras a tomar una copa con la persona que en la rutina diaria no te pararias, en definitiva es bueno mantener la ilusion de la navidad , aunque por lo menos para mi, esta no ha sido de las mejores espero que las prosimas lo sean

     
  • At 8/1/08 19:29, Anonymous maru said…

    Arcángel, compruebo q te empeñas en mantener tu sello... jejeje
    Un saludo ;)

     
  • At 10/1/08 1:50, Blogger pixel said…

    buenísimo!

    :)

     
  • At 10/1/08 9:51, Anonymous MM de planetamurciano.tk said…

    A ver si tengo suerte y alguien me regala ese libro, porke en breves fechas me temo ke lo voy a necesitar, y mucho.
    Saludos!

     
  • At 10/1/08 10:54, Blogger Tom_Clad said…

    No me lo puedo creer!!! La Pimientos en mi blog!!! No te preocupes tesoro, que yo te ayudo con las pajas todo lo que quieras.

    PD: Mándame un mail con tu dire postal... ;)

     

Publicar un comentario

<< Home