Tom_Clad y sus cosas

Inquietudes tengo muchas. Cosas por decir también. Me gusta opinar. Me gusta escribir. Me gusta sentirme escuchado. Me gusta hacer el gamba. Para todo eso y para más, este blog. Son mis cosas. Optimizado para Firefox, en IE se ve hecho una MIERDA.

5.2.08

Puertas entreabiertas


La chica de arriba acertó de lleno al nombrar a su tortuga.

Esta mañana he pasado unas dos horitas cómodamente en la silla de una oficina del INEM. Frente a mí han desfilado una suerte de personajes de lo más variopinto: desde chonis solicitando cursos de FPO de estética queriendo emular a Conchi y Pamela, pasando por inmigrantes ingiriendo con resignación las miradas altivas de los allí presentes y madres con unos niños que se encargan de recordarnos a todos la importancia de los profilácticos; todo eso relleno por
Luismas varios y demás fauna autóctona. Yo si me lo propongo puedo ser todo eso a la vez, o ninguno de ellos. Ensimismado con lo que tenía ante mis ojos estaba cuando ha llegado mi turno.

Si en algo se caracteriza la burocracia es en la lentitud, aunque más que una característica es una obviedad como una catedral que te tienes que comer con patatas. O eso o ponerte rastas, comprarte cariocas, ocupar lo primero que encuentres y declararte antisistema. Pero claro, aparte de antisistema has de ser consecuente y luego si te rompes una pierna no es plan de exigir que te cure la S.S.

Así que uno prefiere desayunar ante una pila de contratos temporales, certificados de empresa y todas esas cosas que se tienen que reunir para pedir una limosnita de papi Estado. Y mientras servidor reunía todos los documentos que deben de presentar, no podía pensar en otra cosa que no fuera la llamada de su superior ordenándole que fuera desmontando el chiringuito e informando a su compañera de la buena nueva.
Así yo soy jefe también.

Si lees esta mierda de blog de vez en cuando, sabrás de mi periplo por multitud de empresas y de mi búsqueda incansable de empleo siempre poniendo al mal tiempo buena cara. Pues servidor tiene las pelotas bastante infladas y le hace muecas al cielo gris.
Tras unos días sin salir de mi habitación (léase con tono de cantante adolescente prefabricada) me ha dado tiempo a reflexionar. No puedo precisar la causa exacta de mi estado de ánimo, pero no me apetecía nada más que estar encerrado mirando al techo.

"Hola...

Pero mientras más se viciaba el aire de mi dormitorio, más claro tenía que ese bajón que me estaba dando no debía quedarse con mis ganas de reírme de todo, y muy especialmente de mí mismo.
Si una puerta se cierra, una ventana se abre, y si bien al principio pensaba que sería una buena idea atorar esa puerta para que no hubiera que plantearse abrir nada más, tras este mini retiro espiritual sin kumbayás ni gracias a dios, me he percatado de que cuando una puerta se te cierra en tus narices, muy a tu pesar, o abres aunque sea un agujero en la pared, o te quedas ya toda tu vida pensando en la pena que te da una puerta cerrada.

Y uno no está para perder el tiempo pensando en puertas cerradas.

¿Y si en realidad es una prueba más de que querer es poder? ¿Por qué no mirar el lado positivo de las circunstancias, por muy grande que se tenga últimamente la bolsa escrotal? Y aunque el tamaño de dicha parte no ha disminuido con el paso de las horas, estoy aprendiendo a vivir con mi cabreo pero con la posibilidad de estar a la vez ante un nuevo orificio abierto.
Y no me van a chafar la idea ni la burocracia, ni las colas, ni todos los contratos temporales que me queden por firmar.
Conforme iba metiendo cuidadosamente los muebles del establecimiento que me había dado de comer los últimos meses cual tetris a tamaño natural, tenía la sensación de que unos días malos iban a pasar, pero que era un ciclo vital de cese irreversible.
Y que luego me daría cuenta de lo que realmente quiero y deseo sin la sombra del acomodamiento rondando por ahí.

A lo mejor ya es hora de ponerme en serio a terminar el bachillerato, que a este paso voy a tardar en sacármelo el mismo tiempo que muchos emplean en sacarse Medicina, hacer una especialidad, el MIR y todo eso, O a lo mejor sale la oferta laboral de mi vida ahora mismo (no te rías que otra gente cree que hay un paraíso al morir si en vida no te la meneas) o tal vez me quede donde estoy.
Pero nadie me va a impedir disfrutar de la sensación del que se sabe ante un cambio.

...y adiós"

3 Comments:

  • At 6/2/08 11:00, Anonymous arcangel said…

    la vida abre y cierra puertas, y mientras tanto "tonto" es el que no sabe aprobecharse de los recursos que nos ofrece para pasarlo bien en la espera.

     
  • At 6/2/08 13:43, Anonymous MM de planetamurciano.tk said…

    Pos ser capaz de ver las cosas desde la perspectiva ke está aplicando usted ya es una ventaja ke le ha dao la naturaleza. En cualkier caso, kedarse en el paro es una grandísima putada y saber sortearla rekiere de mucha cintura con uno mismo, porke la autoestima termina hecha picaillo.

     
  • At 11/2/08 1:48, Anonymous jaquea..... said…

    Eres genial, te quiero.

     

Publicar un comentario

<< Home